Canal RSS

Archivo de la etiqueta: prosa poética

A Bélleza Trágica

Publicado en

atomium

 

Para el hombre dichoso todos los países son su patria
(Erasmo de Rotterdam)

 

 

Cuando ese murmullo incesante, ese susurro a las vías, horade este tímido corazón de campaña que se erigió a la manera del templo de Jerusalén –no bastaron cuarenta y seis jornadas para construirlo-, tras repostar en Austerlitz, recorrer las entrañas de la Luz y partirme desde la Gare du Nord, quizás llegues a Zuidstation, del norte al sur, donde no te espere nadie más que el calendario, ni siquiera el acompasamiento respiratorio de mi mano como cada noche a las once y media, mil trescientos diecisiete con noventa y seis más tarde –tal vez algo más, la vía no es un camino recto- pretendas reconocer la Grand Place o alguno de los magrittes, aquí cerca de este río yermo, los rieles seguirán inútiles y muertos, los raíles darán cobijo al matojo que se estira de forma incipiente y olor a orines desecados estará adherido a la piel del hierro; cuando el ferrocarril bruno deje esa cicatriz especular en tierra y el relente no pueda cauterizarla, el galope se suceda como rastrillo por esa huella en cemento fresco y se traduzca en vómito de humo, el paisaje a través de la ventana te parezca un eco de postal o de viñeta de un cómic de Tintín, hayas recorrido el pentágono con cada uno de los lados y puntas del templo en las alturas -de la también llamada ermita del pantano-, y eduques a tus pies por pasillos y aularios en la Livre, la Vrije o la Erasmushogeschool o encuadres el Van Buuren en un silencio de pasos –casita de chocolate art déco-, y los días de viento ondee el reloj azul de doce estrellas, y las noches la luna compita en refulgencia con las nueve esferas del Atomium, los libros y yo extrañaremos cada una de tus sustracciones y tú acaso comprendas después de tanto cuando que el último tren, el postrer tren –el postren- que te guíe sólo sola será el de vuelta.