Canal RSS

Archivo mensual: mayo 2013

Una temporada en el intierno (A.K.A. Una sesión de enfermo)

Publicado en
angel caido
 
“En otro tiempo, si mal no recuerdo, mi vida era un festín en el que se abrían todos los corazones y en el que se derramaban todos los vinos” (Rimbaud)
 
 “Debería tener mi infierno para la cólera, mi infierno para el orgullo, y el infierno de la caricia; un concierto de infiernos” (Rimbaud)
 
 “Nel mezzo del cammin di nostra vita 
mi ritrovai per una selva oscura
ché la diritta via era smarrita”.
(Dante)
 

a través de las varices de esa camarera entrañas bestiales

me visiono capaz de predecir el infuturo -el que avista no es traidor-:

cuando llegue el desmembramiento permaneceré sobre la línea de la persiana

en un brindis por el derecho a una semilobotohomía de ambos hemisfarios

para no escuchar el eco de tus manos un barniz sobre estos lodos

aunque hoy no venga la abyección al espejo ni aun al llamado a voces en canon

me guardaré del aquete… -asombrero en mi cabeza- y las lágrimecánicas de peuvecé

 

necesito una temporada en el intierno donde las clepsidras se muerden el labio;

las mujeres con jota muda abracadabrasas, vértigo de sombra en precipicio,

se enfundan en bluyín tirano maestro educador: custodia de la carne;

el voltajeno consigue que reboten chispas, se soasen mis mimbres,

se me espinaque el estómago culpa de rodillas-asiento-reservado-permanente;

la rabia con incuria digiere la ofensa: un trago transparente traspasa la tráquea;

donde desarte en la boca –desastre- esparce metralla de clavosardiendo

 

hace trescientos besos -labio arriba labio abajo- que no sé nada de ti

me acostumbré contigo para no tener más desmásyos

todavía poseo el don dequieras, pero no hay vía, vida mía

-no sé cómo me vives, no me concedo el imaginarlo-

empuño la escoba para barrer a manos y ojos sobre ti

en este amago poco amigo de excondites dosimétricos

simétricos los dos en dosis ¿los tres en tésís los cuatro en catarsís…?

 

rememoro el poema donde se pesa la vesícula en báscula –corazón a dieta-

aúnclado a estos jerséis que nunca serán jersietes ajueguetereados como pecho cubierto

(por septihambre sería -resuma y gime- cuando el escozor de hojas de parra

con haztitú infantiloide en sarmientos y estructura del fichero innovedoso

te tiré los trastornos armado con un sabotaje doctorando en charcos)

las fuerzas me fuerzan a ser fuerte pero llegan las arcadas subventrales:

ningún boceto planteaba obsequiar puntazadas a estas costuras

Hancla

Publicado en

Ancla en tierra

¡Qué dulce dolor de ancla
en el corazón sentías!
(Manuel Altolaguirre)
 
Inclinada en tu borde busco el ancla perdida
(Elena Tamargo)
 
ancla noche apoteosis
(Vicente Huidobro)
 

 

restos del puñetazo contra el cristal, confeti pegado al suelo findefiesta

se acarrea un hancla sobre la espalda, Eneas (im)porta a su padre

-hay quien trueca Anquises por Unkisses o por Aúnquise-

hancla hacheada lastre a(l) pesar de su mudez

el pecho neumático arranca, pierde goma, se sobrecalienta en asfaltos ajenos

-¿no querías caucho, cortazón? cuádruple dosis cálidoscópica:

parachoques, punching ball, tentetieso, tienta en pie-

 

recolector con imán de las virutas agujeteadas por mucha fe en las dudas:

mesesperación, delicalidez, desencuánto, insolitario, cloroafilado, pudrilento

encontarse un poco bastante poco desmotivago

en estos decomisos no se renegocia con flores hamargadas

taciturno de espera: en otro tiempo una camaldea, ahora camangustia

persigno las santacruces del síndrome de stendhelicia: inquietú, en quietud, en que tú…

…repetición de reindecorosos escenarios de posibilidades y maquillaje de excaparates

 

apretar sábanas destempladas sin la sorpresa del sábado con cabeza carístina

inconscienterrorífico en lagunas u océanos: ¿desarrollos desmerecen desahogo?

el miedobscénico pretende ser un ventanal imaginado

y casi todos los pensamientos se alinean con la malicia

amamantan el uy, elcasillega, las inoportunidades para el refugio

de una vida día a díacrítica, con demasiados acentos para distinguirla, plena de:

un sonido masónico, acrisolado, de estomacal hamaca, mirilla, lupa, alandreamiento…

 

proyecciones de volver golpe tras galope galope tras golpe reabordado

a lomos de la urgencia sudardocenas de puntas de flecha

por la segunda ocasión que concede el rechace

para el desherrumbre de los dioses tras la nevera escondidos

y el prodigio insecticida de sostener tijeras con un dedo

desenmaraña promesas complementarias por cumplimentar

hancla que apesadumbras, al pesar alumbras.

 

Valiente conmigo si cobardes en deseos. Breve intratado geometriangular.

Publicado en

As de Rombos

“Vivo en la paralela y quiero ser tu perpendicular”
(Andrea Robles)
 
“Mon poème est un mystère dont la lectrice doit chercher la clef”
 (Mi poema es un misterio en el que la lectora debe encontrar la clave)
(Paráfrasis de Mallarmé)
 

llamar fuego alhijo de tu propia cabeza
al círculo vulnerable al plomo vulgar
al incendio curiorífico de pinos y ecualiptos
la noche se inflama piedra de mechero por profesar oficios roedores
vuelta tras vuelta –rodedor– a este circuito de tu efigie
mecedora alimaña peligrossa barra fija desverticalizadora
recorta cabelleras en silueta

declaración de invenciones: dos líneas coincidentes en un mismo punto al instante
hurtadoras al tentáculo de su magnetismo
diapasón y alimento de vibraciones acrobáticas
geometrío por no llorar -abisal izada de bandera redoma- para aligerar                                  agusanamientos
isósceles fue la génesis de la otra guerra ilíaca -igual que tus crestas ocultas-
[así te embrollo me hiperbato] -amores tensan arcos-
[témeme cuando te anagrame o caligrame: soy un palindromántico]

introvertido se entromete y aletea por dos rectas secantes
aliciente del manantial inconforme de estabilidades
vuelca el grosor de las servilletas temáticas fractura trapecio y burbrújula
la cuestión de puntualidades -las prisas blanconejeras, los relámpagos salineros,                  los relojes dalinisíacos-
se retuerce como la mano a pomo de puerta
la comedida de todas las superficies no te prefiere
bella presente: enlazar bala con nuez la luz al cielo guía

La velocidad de la sangre

Publicado en
sangre“La velocidad de la palabra no es
la velocidad de la sangre y no sé
quién traiciona a quién”
(Juan Gelman)
 
“Sangre: no sangres más.
¡Cómo decirte que no sangres, sangre!”
(Ángel González)
 

Desinfloto fobias con la velocidad de la sangre

y sus pinchazos sólidos de caza de centellas

dejan escapar silbidos como palmadas en hombro

tornadoras para esperar el estrépito.

Entrego el sudor de polvo por goteo y paro cien larvas luminosas

acordeonadas como en pretéritos anteriores

ovilladas a sabiendas de los juegos mininos.

Dosifico la imparidad: un desenlace de la celeridad estudiada

incorporar solitariedades mientras las dramactrices me enlutan las sábanas

Por más afiladura de óculos en sacapuntas se me quiebra la mina antes del final

y esta sed necesita incendios como el mosquito que vuelve al televisor recién apagado

Paz en las esquinas adorada frente al trasiego de los bullevares

dominio sin registrar y retorno al juego de hambrientas troneras

en la otra esfera de tu reloj perder eterniza ciega la queja en picado.

Deserto del presente parasiempre, milito en el bando de la remembranza

apagón de la brecha con un golpe de caderas y fenixación de las angustias.

Todavía no extingo el sabor oleoso -ni falta hace y tú nada-

devenido gravitacional tras el desentendimiento del filme en gran angular

Per-severo rígido música del disco apurado que piruetea en un desgreñado presente

aunque ya casi no tenga sentido este humor encarnado,

aunque la vida se escriba deprisa de manos de Barbara Blackburn.

Ana- -tomía

Publicado en
anatomia-rembrandt
 
Ana- (prefijo que significa: “sobre, de nuevo, hacia atrás, contra, según”). -tomía (sufijo que significa “corte, incisión”)
 
A JC, por disecar el dolor
“por esa anatomía absolutamente hueca
por ese cuerpo completamente agujereado”
 
“soy un manuscrito tuyo
ubicado muy abajo
en el stemma
de tu anatomía”
(JC Rodrigo Breto)
 

i. embalsamamiento

enlazarse tanto y tan fuerte

abrazo nervioso y nervudo

barajar nuestras heridas sus sangres

hasta que asociadas hagan costra

lapsos cadáveres en fosilización

aparecen estrujados -fortuna de la costilla-

como si solicitaran com-partir sus bregaduras

ii. somatología

mantener un pulso contra el pulso

enseñar el dedo a su tocayo su homónimo núcleo

averiguar cuánto dominan mis rodillas de ruegos

o mis riñones combados de la modorra

mi cerebro un libro mojado mi cabeza un barco a desflote

a (r) rebato: obstruir el derrame de las fugas

se anega se filtra se-so-porta sin borda arrojada

iii. el beso canope

tu anzuelo bivalvo alfajor soldado al paladar

ósculo prueba: provoca acción, pro-vocación, pro-boca-acción

be-so, be-arre rasurar las vías sin fecundarlas

por ya transitadas, sin freno afín a la vida

embocadura, cenotafio de desdeñada lengua

occisa por abundancia de ocio

corolario: si el beso es un vaso bebamos

iv. di-sección de los di-versos

la probatura de la crisopeya

brega con los bolsillos colmados de corpa

de la prematura belleceniza belletristeza bellepereza

del algobvio: algo obvio el agobio odio

y el pico estría con esos tres dientes

carcomidos los bornes las ringleras

la estirpe de esta ruta estemma aparte.